El modelo de audífono que más le conviene depende del tipo y la severidad de la pérdida de audición que usted tenga. Generalmente, si la pérdida de audición es en ambos oídos, se recomienda usar un audífono en cada oído. Esto le enviará una señal más natural al cerebro. Además, poder escuchar en ambos oídos le ayuda a entender las conversaciones con mayor claridad e identificar de dónde vienen los sonidos.

Usted y su audiólogo deben seleccionar juntos el tipo de audífonos que más le conviene dependiendo de sus necesidades y estilo de vida. El precio también es algo que hay que tomar en cuenta, ya que el costo de un par de audífonos va desde cientos hasta miles de dólares. Como cualquier otra compra de equipo, el estilo y las diferentes funciones tienen un impacto en el costo. Sin embargo, no se deje llevar nada más por el precio. Sólo porque un modelo es el más caro no quiere decir que es el que mejor para usted.

Un audífono no restaurará la audición perdida, pero con práctica podrá reconocer con mayor facilidad los sonidos y su punto de origen. Además, es importante seleccionar un modelo que sea conveniente y fácil de usar, ya que lo usará con frecuencia. Otros aspectos que debe tener en cuenta incluyen las partes y los servicios cubiertos por la garantía, el tiempo y el costo estimado del mantenimiento y las reparaciones, las opciones para actualizar el producto, y la reputación del fabricante con respecto al control de calidad y el servicio al consumidor.